viernes, 2 de agosto de 2013

MADONA DEL LARGO CUELLO PARMIGIANINO


MADONA DEL LARGO CUELLO 1534-1540
Madona del largo cuello
óleo sobre madera 219 x 135 cm
Florencia, Galleria degli Uffizi




Influido de forma decisiva por Coreggio en la formación de su estilo , Parmigianino es al mismo tiempo su sucesor más importante en la pintura de Emilia del siglo XVI. Su Autorretrato delante de un espejo convexo ( Viena, Künthistoriches Museum , 1523 ) le muestra ya en el cénit de su maestría : la riqueza de fantasía y la delicadeza del tratamiento pictórico apuntan ya a la disolución de los ideales del Alto Renacimiento.




Durante su estancia en Roma de 1524 a 1527 , Parmigianino quedó particularmente impresionado con las obras de Rafael y Giulio Romano , aunque sin que por ello disminuyeran sus tendencias manieristas. Tras su regreso a Emilia , trabajó predominantemente en Parma y alrededores y realizó un gran número de obras significativas, tanto de temas religiosos como retratos. Como pintor de frescos contribuyó de forma significativa a la disolución de límites entre pintura y escultura







Madona con el niño y santos 1530








Madona del largo cuello es una obra inacabada en el lado derecho , es uno de los ejemplos más destacados de las tendencias manieristas que se alzaron contra el Alto Renacimiento . Ni siquiera acaba de definirse el tratamiento del tema, quedándose a medio camino entre Madona entronizada y Piedad. Los complicados y rebuscados movimientos de las figuras se unen a las deformaciones anatómicas a las que debe el nombre del cuadro. La Virgen Maris lleva un vestido que posee un valor decorativo, independiente del cuerpo : se representa en un estado entre sentada y en suspensión, impresión que se logra al suprimir la arquitectura del trono.



Con el " distanciamiento" de las figuras se corresponde la disolución de toda lógica espacial . Si la localización de los ángeles no queda clara, la mirada acaba de confundirse completamente con las diferencias de escala entre el grupo principal, el profeta que anuncia la venida de Cristo, en el lado derecho y la columna ( sin completar ) que se levanta a gran altura . No obstante, las divergencias de las normas del Alto Renacimiento no deben interpretarse exclusivamente bajo aspectos formales , sino que aquí ha de verse también una nueva posibilidad de ilustrar fenómenos que superan la realidad.


Mercedes Tamara Lempicka
2-agosto-2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada