miércoles, 12 de septiembre de 2012

LA SOLEDAD, RECUERDO DE VIGEN , LIMUSIN DE JEAN-BAPTISTE CAMILLE COROT

LA SOLEDAD, RECUERDO DE VIGEN , LIMUSIN 1866
La soledad , recuerdo de Vigen, Limusin
óleo sobre lienzo 95 x 130 cm
Madrid, Colección Thyssen Bornenisza 







La " Escuela de Barbizon " desempeñó un papel muy destacado en la historia de la nueva pintura paisajista . Camille Corot fue el artista más importante que se unió- si bien su relación no era muy estrecha- al círculo de jóvenes pintores que en los años treinta y cuarenta del siglo XIX buscaban la belleza del paisaje , el idilio rural, o un " paysage intime " un dramatismo , pero animado , en el bosque de Fointeneblleau , al final se establecieron en el pueblo de Barbizon . Sus trabajos son sinónimos de una pintura paisajista con escenarios vaporosos y poco llamativos , en los que ya sólo aisladamente aparece una ornamentación mitológica: se trata de imágenes contrarias a la naturaleza violada por la economía y el turismo .




El arte paisajista neerlandés del siglo XVII y del inglés John Constable les servía de fuente de inspiración , especialmente por lo que se refiere al " plein air " , a pintar al aire libre y a captar lo atmósferico-efímero. Con todo, Corot , completaba sus obras en la mayoría de los casos en el estudio . Con el claro del cielo contrastó pocos colores fundamentales, sobre todo, el verde tierra , el gris plateado y el ocre y sus mezclas para conseguir una armonía encantadora y melódica, que envuelve la naturaleza en un hechizo de ambiente romántico tardío.





B
La danza de las ninfas1850


En 1850 concluyó La danza de las ninfas , el cuadro que compró el Estado en 1851 y que  sería la única obra que se expuso oficialmente en vida del pintor. Al mismo tiempo, es la  más temprana representación de ninfas danzando realizada por Corot ,en un paisaje- aquí del bosque con sombras en los márgenes -en el fondo, a la izquierda, puede observarse  a Baco , el dios del vino y del desenfado orgíastico . Como modelo contó con el famoso  cuadro de Claudio de Lorena Paisaje con baile campesino ( París, Museo del Louvre )  Una musicalidad tangible impregna el juego de luces y sombras , el tono verde plateado  que todo lo penetra . El paisaje se convierte en el lugar de un sentimiento sinéstetico ,  las figuras míticas actúan como concreciones de sueños y ensimismamientos nostálgicos  que nos introducen en la naturaleza.


Sin embargo, el escritor Emile Zola-en su recesión del Salón de París de 1866- comentó  con poco respeto :" Si Camille Corot estuviera dispuesto a liquidar de una vez por todas  las ninfas con las que pueblan sus bosques y a sustituirlas por campesinas , me gustaría  sobre todas las cosas. Yo sé que con esas suaves hojas , con su húmedo y sonriente  amanecer armonizan criaturas transparentes , sueños vestidos de neblina . Por ello, en ocasiones estoy tentado de pedirle al maestro una naturaleza más humana, más  spera ".


En La soledad Corot renunció a todo decorado mitológico : una figura femenina sentada  soñadoramente es suficiente para ver-en uno de los paisajes elegíacos más famosos del maestro de Barbizon -inventar el ambiente de una soledad impregnada de melancolía
Mercedes Tamara 
12 .09-2012


Bibliografía : Colección Carmen Thyssen- Bornemizsa, Museo Thyssen Madrid 



No hay comentarios:

Publicar un comentario