lunes, 9 de diciembre de 2013

CRUCIFIXIÓN DE SAN PEDRO MIGUEL ANGEL


CRUCIFIXIÓN DE SAN PEDRO 1545-1550
Crucifixión de San Pedro
fresco sobre pared 625 x 661 cm
Capilla Paulina, Ciudad del Vaticano




Inmediatamente después de terminar la Crucifixión de San Pablo en una de las paredes laterales de la Capilla Paulina, Miguel Angel comenzó a pintar en la pared opuesta otro garn fresco, cuyo tema era el martirio de la primera cabeza de la Iglesia.





Este episodio no se menciona en los Hechos de los Apóstoles . Según cuenta la tradición y un paisaje de la Leyenda Dorada de Jacobo de Voragine, San Pedro fue condenado en Roma a morir en la cruz. Pero el apóstol se sintió indigno de morir en la misma postura que Jesús y pidió humildemente que le crucificaran con la cabeza boca abajo.




Miguel Angel utilizó el mismo recurso compositivo que había empleado en el fresco de San Pablo , pero como ambos frescos se hallaban enfrentados , en la Crucifixión de San Pedro el movimiento circular que describe la cruz gira según las agujas del reloj. Este dinamismo se combina con el de la densa multitud que gira en sentido contrario . Esta multitud de personajes se agrupa en la mitad inferior, y deja a la vista un horizonte árido y desnudo. Todas las figuras forman un gran círculo alrededor de San Pedro , al que miran y señalan. Jinetes y soldados se entremezclan con los seguidores del condenado, pero entre esa multitud de anónimas figuras destacan el grupo de soldados que sube desde el ángulo inferior izquierdo, de los que se conserva el cartón preparatorio en el Museo Nacional de Capodimonte de Nápoles : el centurión a caballo dando órdenes ; el joven de la túnica verde del centro que mira hacia este último y protesta ante el abuso ; el gigante de la derecha; y el grupo de mujeres afligidas del primer plano cuyas extremidades inferiores están cortadas por el final de la pared. Este último recurso es empleado por Miguel Angel para sugerir al espectador la existencia de un espacio externo más amplio que el que aquí se muestra . Parece que este grupo de mujeres inspiraron a El Greco para las Marías del primer término de su Expolio




La figura de San Pedro se convierte en el núcleo de la composición . Para que destacase aún más , Miguel Angel acentuó la intensidad de la luz en el centro de la escena, donde cuatro esclavos se disponen a levantar la cruz desde la que el santo , ya clavado, incorpora la cabeza y dirige al espectador una penetrante e intensa mirada.




La gran novedad se encuentra en el aspecto emotivo que envuelve la escena. En la última pintura de su vida , Miguel Angel renuncia al dinamismo y la violencia, tan característicos de sus pinturas anteriores , y lo sustituye por el silencio y la serenidad




Mercedes Tamara
9 - 12- 2013



Bibliografía : Grandes Maestros Miguel Angel, Edic Libsa

No hay comentarios:

Publicar un comentario