miércoles, 4 de diciembre de 2013

PAISAJE MODEST URGELL I ANGLADA

PAISAJE 
Paisaje
óleo sobre lienzo 96 x 186 cm
Colección particular



Modest Urgell , el pintor de lo de siempre- tal y como el mismo definía en sus memorías sus composiciones- centró casi toda su obra en la representación del atardecer en escenarios rurales y marinos , todos ellos desolados y solitarios, siempre con el estilo realista que adquirió durante su formación junto a Ramón Martí i Alsina. 



El óleo objeto de nuestro breve comentario es un ejemplo característico de su poética pictórica . Representa un pequeño núcleo rural abandonado y decadente, del que resaltan el campanario ruinoso y los cipreses de la iglesia . Todo ello aparece siniestramente iluminado por la triste luz del atardecer. El pintor ha captado un momento de tiempo suspendido, de vacío metafísico cuando la noche y el día se confunden en un instante mágico. Ha expresado este instante sublime mediante su estilo característico , basado en la pincelada vigorosa y empastada, que otorga al conjunto una convincente expresividad.


Urgell recorrió durante años la Cataluña rural en busca de sus temas predilectos, constituidos generalmente por aldeas abandonadas, ermitas decadentes, barcas solitarias situadas en la playa etc. Su amigo Tomás y Estruc afirmó acerca de su temática : " Convendrá consultar esta pintura cuando, al pasar los años y siglos, al borrarse o metamorfosease las formas y las costumbres de hoy, querrán las generaciones futuras informarse ópticamente de cómo vivía la gente humilde y rural de Cataluña, cuáles eran sus viviendas, solitarias o agrupadas en barrios de caserones informes, de gastados peldaños, desplomadas paredes y raquíticas aberturas, de tejas carcomidas y bizcas chimeneas, cuya recta y azul humareda  tan plácidamente nos habla de las costumbres sencillas, laboriosas y honradas de nuestro pueblo " . El mismo pintor se identificaba en sus escritos con el murciélago que aparece como el único habitante de los parajes abandonados de sus cuadros.



Los temas urgelianos gozaron de una gran aceptación entre el público y la crítica de los primeros años de la Restauración. No obstante, algunos representantes de esta última acusaron con frecuencia al pìntor de ser excesivamente repetitivo y de aplicar hasta la saciedad el cliché que le había conducido al éxito con el fin de rentabilizar al máximo la comercialidad de su producción. El artista, muy consciente de ello, se defendía afirmando que antes de su fama pintaba ya los mismos temas , y lo hacía con la única intención de expresar su minimalismo paisajístico.Con un gran sentido del humor , el pintor definiría su cuadro ideal como un paisaje vacío, como la marina que reproduce en sus memorias, únicamente bañada por una firma. 


Mercedes Tamara
4- 12-2013





Bibliografía ; " Del paisaje naturalista a las Vanguardias "Colección Carmen Thyssen







No hay comentarios:

Publicar un comentario