viernes, 4 de abril de 2014

SAN FRANCISCO MEDITANDO CON LOS BRAZOS CRUZADOS SOBRE EL PECHO EL GRECO

SAN FRANCISCO MEDITANDO CON LOS BRAZOS CRUZADOS SOBRE EL PECHO 1577-
San Francisco meditando con los brazos cruzados sobre el pecho
óleo sobre lienzo 89x57 cm
Museo Lázaro Galdano, Madrid




Para Pacheco, El Greco tuvo la gloria de ser el " mejor pintor de este Santo que se hubiera conocido en este tiempo " y no cabe duda de contemplando las infinitas versiones que realizó sobre el " poverello " esa afirmación es más que evidente.Fue el tema devocional por autonomasía , el más demandado y el más querido por la clientela española en general y toledana en particular. También la Contrarreforma ayudó a su difusión haciendo del santo un emblema de la pobreza, la meditación y el éxtasis , especialmente relevante en la vía del misticismo.

Su destino era tanto para lugares de culto público como los privados, lo que explica la producción casi industrial que en torno a este capítulo organizó el cretense . Básicamente responden a tres momentos de su vida : en oración, estigmatizado o una variante de ésta, la visión de la antorcha que, en realidad , es el momento en que recibe los estigmas milagrosos. En los tres casos contemplamos el mismo tipo enjuto ,asceta y demacrado, de rostro bondadoso, casi siempre joven y atavíado con el áspero sayal en el que siempre es visible el cíngulo con los tres nudos distintivos de la orden. Es una concepción que nada tiene que ver con las despreocupadas imágenes que pintó en sus años de Italia, donde envolvía a los personajes en amplios paisajes dando un toque narrativo que en España desaparece por completo. Porque uno de los rasgos más llamativos de la producción franciscana de Doménikos es la reducción al máximo de los elementos mínimos y necesarios para hacer comprensible la historia. La narración descriptiva de sus obras italianas ha dado paso en tierras españolas a una concepción icónica, desnuda y presentativa.

San Francisco en oración 1587-1596
óleo sobre lienzo 103 x 87 cm
Colección privada, Barcelona



La primera de ellas es la que pertenece al Museo Lázaro Galdiano, de fecha temprana, antes de 1580. En ella ya se contemplan las lineas maestras que definen la composición. Austera y sobría, la figura de tres cuartos se perfila con nitidez sobre un fondo oscuro y neutro. Afianza así la fuerza de la silueta . Rostro afilado y amable , mirada penetrante hacía el punto de la luz, cruza sus brazos sobre el pecho en gesto de sometimiento y obediencia .En sus manos observamos los estigmas y en primerísimo plano, la calavera, , su atributo por excelencia y emblema de la meditación en los postulados de la Contrarreforma. La construcción del hábito de marcados matices y el marcado dibujo, especialmente en las manos, hacen de este ejemplo uno de los mejores.


Mercedes Tamara
4-04-2014


Bibliografía :El Greco El pintor humanista : Obras completas Edic Libsa

No hay comentarios:

Publicar un comentario