lunes, 2 de febrero de 2015

SANTA ÁGUEDA CARLETTO VERONÉS

SANTA ÁGUEDA 1590-1591

Santa Águeda
óleo sobre lienzo 151 x 86 cm
Madrid, Museo Nacional del Prado






La obra ingresó en El Escorial en 1591 y fue colocada a treinta pies de altura de la enfermería del monasterio . Este emplazamiento se ajusta perfectamente al tema del lienzo, que muestra a santa Águeda ( 210-251 d C ) mártir italiana que preservó su virginidad hasta su muerte . El cuadro ilustra el momento en que , tras haber sido brutalmente torturada por Quintiliano, gobernador pagano de Sicilia y su pretendiente, es arrojada a un calabozo negándose cualquier auxilio médico . Según la tradición, la santa fue visitada en su celda por un anciano que resultó ser san Pedro y que curó sus heridas; sin embargo, Carletto cambió el apóstol por un ángel , que es quien se dispuso a curar a la jovedn, aplicándole , probablemente sobre su pecho amputado , unas hojas que lleva en su mano izquierda. Se entiende aí que este cuadro, que aúna en una misma escena el consuelo espiritual con el alivio de los males físicos , pareciese adecuado para colgar en las paredes de la enfermería del monasterio. 






Cuando Carletto pintó esta santa Águeda hacía cinco años que su padre Pablo Veronés había fallecido. De los familiares de Paolo que trabajaban en el taller  ( y que inmediatamente después de su muerte , firmaban las obras como Heredes Pauli ) Carletto se revelaría pronto como el de más talento. De hecho, fue el único que no se limitó a copiar servilmente los modelos del gran maestro, siendo capaz de desarrollar un lenguaje pictórico propio. A ello contribuyeron diversos factores , como su colaboración profesional con Francesco Bassano o las innatas dotes que poseía para la observación del natural, desarrollada al entrar en contacto con los pintores flamencos que trabajaban en el taller familiar.





En los primeros años de la década de 1590 Carletto era un pintor, que, sin renunciar a la lección paterna, poseía la suficiente personalidad para firmar sus obras y no depender únicamente del prestigio de Paolo para la obtención de cargos importantes, como ocurrió con la obra que aquí nos ocupa, donde se aprecian algunas de las mejores cualidades de su estilo. La escena , ambientada en un interior oscuro sólo iluminado por una vela , delata ese gusto por lo anecdótico de la impronta flamenca , que, según los críticos constituye el rasgo distintivo de su estilo, perceptible en el cuidado con el que han sido reproducidas los escasos objetos que aparecen en la celda de la santa. Notable es también el tratamiento lumínico dado a la escena, con ese candil cuya luz proyecta la sombra de la santa sobre el pecho del ángel , y que hermana a Carletto con otros pintores de su generación en el interés por experimentar con focos de luz autónomos. Tal empleo de la luz, ausente en su padre, probablemente lo aprendiera gracias a su colaboración con Francesco Bassano, aunque Carletto se mostró menos audaz en esta cuestión.



Mercedes Tamara
2-02-2015

Bibliografía : " De Tiziano a Bassano " Maestros Venecianos del Museo del Prado


No hay comentarios:

Publicar un comentario