lunes, 10 de agosto de 2015

JARRÓN CON FLORES JAN BRUEGHEL EL VIEJO

JARRÓN CON FLORES 1606
Jarrón con flores
óleo sobre lienzo 65 x 45 cm
Milán, Pinacoteca Ambrosiana



Brueghel pintó este Jarrón con flores por encargo del Cardenal Federico Borromeo , antiguo propietario también del Cesto de frutas 
de Carvaggio . Servía como objeto de meditación, pues este príncipe de la Iglesia estaba convencido de que Díos había dotado a la naturaleza los estímulos de los sentidos para que los espíritus contemplativos se sintieran atraídos a través de su meditación,  
llegarían al creador.  Agostino Mendiola defendía, aún en 1652, la opinión de que en la variedad de flores se podría meditar sobre las variadas e imperecederas alegrías celestiales, así como los diferentes grados de la beatitud.

Pintar flores significaba medirse con la naturaleza justo en el campo en que ella actúa como pintora. Con el pincel y los colores , los pintores crearon una primavera viva, llena de flores imperecederas , no destruídas , ni por la canícula ni por la nieve invernal . Un bouquet de flores como el que aquí se presenta , no podía componerse en la realidad , no solo porque las flores no florecen todas al mismo tiempo , sino también porque caería bajo su propio peso . La categoría estética del equilibrio precario se extiende por toda la historia de la naturaleza 
muerta, en toda su variedad.

En el Jarrón con flores de Brueghel , una auténtica celebración pirotécnica de colores y formas , las flores pequeñas se encuentran abajo; las grandes y pesadas , en la parte superior : de este modo se dirige la mirada a través de esta pieza de gabinete de la pintura . Las flores, pero no los tallos y las hojas , de unas cien variedades distintas, están iluminadas homogéneamente. Se encuentran ordenadas en un plano y apenas se cruzan .

Entre los insectos que animan el bouquet se encuentran también mariposas . Quien las pinta continúa con la tradición ilustre, pues incluso Zeus , el padre de los dioses, ejerció esta actividad artística, como le presenta Dosso Dossi ( hacía 1490- 1542 ) en el cuadro 
Júpiter y Mercurio de aprox , 1530 ( Viena, Kunthistoriches Museum ) Mientras pinta desea, no ser molestado, tampoco por la virtud, que iba a quejarse de la Fortuna; pero nadie le oye, pues todas tienen cosas más importantes que hacer como por ejemplo ocuparse de que las calabazas florezcan en su momento, o también de que las mariposas adquieran alas bellas.

Mercedes Tamara
10-08-2015

Bibliografia : Naturaleza muerta, Edic Taschen

No hay comentarios:

Publicar un comentario