viernes, 14 de agosto de 2015

NIÑA CON VOLANTE JEAN SIMEON CHARDIN

NIÑA CON VOLANTE 1740
Niña con volante
óleo sobre lienzo 81 x 65 cm
Uffizi, Florencia



Hijo de un maestro ebanista , Jean-Simeon Chardin ( 1699-1799 ) el buen Chardin ( como aparece nombrado con frecuencia en la literatura crítica de su época ) nació y vivió en París . Como pintor estaba en desventaja , porque, a diferencia de los cultivadores de la pintura histórica y los retratos de personajes , su talento se expresó en temas tan poco valorados como los bodegones y las escenas de género.

La técnica de Chardin- usaba el óleo como si fuera pastel- y sus preocupaciones formales : el color y la textura brillan en todo su esplendor en esta Niña con volante , cuya protagonista juega distraísdamente con una raqueta de bradminton y un volante. 

El cuadro no tiene nada de dramático . Es más, parece que la niña se aburra, como si estuviera esperando que el pintor acabe para empezar a jugar , pero el diálogo entre los tonos suaves y las superficies no pueden ser más fascinante. El arrebol de las mejillas y la tela aterciopelada del vestido y de la falda están en perfecta armonía con el espacio que rodea al personaje y con la madera de la raqueta y de la silla , pero al mismo tiempo se diferencian perfectamente de ellos. 

Los artistas neoclásicos de la época , más rigurosos, despreciaban a Chardin por sentimental , pero lo cierto es que el pintor elevó los colores banales y las escenas cotidianas a una altura que suscitaron la admiración franca de figuras posteriores de la talla intelectual de Proust y Matisse . La suavidad de sus superficies y la sensualidad con la plasmó los objetos más prosaicos siguen impresionando a la mayoría de los espectadores.


                                                                 Mercedes Tamara
                                                                  14-08-2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario